Pasos a seguir en la auditoría HACCP para la instalación de vapor

Conoce los siete pasos a seguir en la auditoría HACCP para la instalación de vapor para garantizar la seguridad alimentaria con el uso de vapor limpio que cumpla con los requisitos regulatorios y se encuentre de acuerdo con la mayoría de los requisitos comerciales. Es clave para la industria alimentaria contar con un sistema generador de vapor puro ideal para la esterilización y la limpieza de todos los entornos de la planta sujetos a la norma HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control).

Todas las empresas de alimentación y bebidas tienen la responsabilidad de asegurarse que los alimentos que producen sean inocuos y aptos para el consumo. Es imprescindible un control eficaz de la higiene, a fin de evitar las consecuencias perjudiciales que pueden derivar para la salud de los consumidores y la economía del negocio.

Los principios generales HACCP establecen una base sólida para asegurar la higiene de los alimentos durante el proceso productivo y deben aplicarse también al vapor. Tengamos presente que los sistemas de vapor para empresas alimentaria es considerado un ingrediente más por lo que se recomienda la aplicación de criterios basados en el sistema de HACCP para elevar el nivel de inocuidad alimentaria.

Con el objetivo de facilitar una orientación para los responsables de plantas sobre los requisitos de higiene y códigos específicos que puedan necesitarse dentro de su proceso productivo, es recomendable la contratación de un servicio de Auditoria HACCP de la instalación de vapor.

 

Servicio de Auditoria HACCP para la instalación de vapor

Se trata de un proceso sistemático preventivo realizado para garantizar la inocuidad alimentaria, de forma lógica y objetiva. Es de aplicación en industrias que fabriquen materiales en contacto con los alimentos. En él se identifican, evalúan y previenen todos los riesgos de contaminación de los productos a nivel físico, químico y biológico a lo largo de todos los procesos de la cadena de suministro, estableciendo medidas preventivas y correctivas para su control tendientes a asegurar la inocuidad.

El servicio de Auditoria HACCP para la instalación de vapor se trata de un estudio se realizado técnicos especializados que visitan las instalaciones alimentarias y realizarán las siguientes actuaciones:

  • Estudio de la planta incluyendo: Test de calidad de Vapor según la norma EN285 (a realizar a posteriori).
  • Revisión del diseño del sistema de vapor.
  • Evaluación de los posible riesgos de contaminación del sistema de vapor.

 

Pasos a seguir en la auditoría HACCP para la instalación de vapor

  1. Análisis de riesgos: Se trata de realizar un estudio completo del sistema de vapor para determinar donde el vapor que se encuentra en contacto directo es un riego potencial o un riesgo para el proceso alimentario.
  2. Identificación de los puntos Críticos de Control: Identificar los posibles riesgos del vapor y como pueden reducirse o prevenirse en todo su proceso. El vapor que se utilice en contacto directo con los alimentos o con las superficies de contacto con éstos no deberá constituir una amenaza para la inocuidad y la aptitud de los alimentos.
  3. Establecimiento de los Límites Críticos: Establecer unos valores aceptables para la calidad del vapor cuando está en contacto directo con el producto final y tener una idea de la calidad del vapor.
  4. Monitorización de los procesos: Implementar un sistema de monitorización de muestras de vapor para determinar la calidad de vapor y evitar pérdidas. Según las buenas prácticas, mantener y test del vapor para garantizar la correcta calidad y pureza del vapor a los procesos alimentarios.
  5. Establecimiento de acciones correctivas: Las características del vapor varían constantemente y no siempre la monitorización es efectiva, se ha de monitorizar en aquel punto donde pueda garantizarse su correcto funcionamiento.
  6. Definición de los procedimientos de verificación: Asesoramiento en la implementación de mejoras para el sistema de vapor como por ejemplo, el uso de equipos de filtración para sistemas de vapor, usados para extraer las partículas contaminantes de los sistemas de vapor, gas o líquidos. Se trata de filtros de alta eficiencia capaces de retener partículas solidas sin intervenir en la química del vapor ni del condensado.
  7. Mantenimiento de registros:  Normalmente este tipo de trabajo es subcontratado por las empresas de alimentación. Los técnicos deberán entregar entregar un informe que incluya la información documentada de la calidad del vapor y se detallen los posibles riesgos en orden de gravedad junto con las acciones de corrección para garantizar un vapor culinario para procesos de fabricación de alimentos.

Antes de aplicar el sistema de HACCP en el sector alimentario, es necesario que la planta cuente con programas, como buenas prácticas de higiene, conformes a los Principios Generales de Higiene de los Alimentos del Codex, los Códigos de Prácticas del Codex pertinentes, y requisitos apropiados en materia de inocuidad de los alimentos. Estos programas previos junto con la auditoría HACCP para la instalación de vapor son necesarios para facilitar la aplicación eficaz de dicho sistema.

Si estuviera interesado en conocer más sobre los pasos que debe realizar para una auditoría HACCP para la instalación de vapor le invitamos a suscribirse al Newsletter de Vapor para la Industria, donde encontrará información actualizada para ingenieros responsables de plantas e instalaciones de vapor que requieren contar con vapor puro para sus procesos de fabricación alimentario.

 

EBOOK. SISTEMAS PARA GARANTIZAR EL VAPOR LIMPIO EN EMPRESAS DE ALIMENTACION Y BEBIDAS.001

es Español
X