Filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor en empresas alimentarias

La industria  alimentaria se enfrenta continuamente al cumplimiento de normativas cada vez más estrictas en sus procesos productivos, así que los responsables de calidad y producción dentro de estés tipo de instalaciones, andan buscando siempre la manera de utilizar con mayor eficiencia sus instalaciones y en especial los sistemas de vapor.

Mejorar la calidad del vapor en una empresa alimentaria es un requisito indispensable para garantizar su esterilización y uso sin peligros de contaminación. Los filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor normalmente usados en aplicaciones culinarias y de proceso de alimentos, esterilización y envasado, son una de las soluciones ideales para purificar el vapor y así garantizar la integridad del producto y los equipos utilizados.

Debemos diferenciar de dos tipos de vapor en función del contacto directo con el producto:

  • Vapor de proceso
  • Vapor culinario

El vapor de proceso dentro de la industria alimentaria normalmente es usado como fuente de energía para el calentamiento de procesos. Este tipo de vapor no entra en contacto con el producto final, mientras que el vapor culinario si que puede entrar en contacto, y a menudo lo hace. En este caso se requiere que el vapor pueda cumplir con los estándares, criterios y normativas vigentes para asegurar una producción segura de alimentos.

Actualmente existen pocas normativas (especialmente dentro de Europa), que proporcionen pautas específicas sobre la calidad y pureza del vapor cuando entra en contacto directo con el proceso o el producto. Las normativas a las que normalmente se hace referencia en europa son:

  • Reglamento (EC) No 852 / 2004 del Parlamento Europeo y del Consejo del 24 de Abril 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios. (Capítulo VII, Sección 5).
  • Codex Alimentarious.
  • Criterios de Diseño Higiénico de Equipos Europeos (EHEDG)

Lo cierto es que en muchas aplicaciones del sector de alimentación y bebidas, el vapor entra en contacto con el producto en sí. Por ejemplo, uno de los métodos utilizados para cocinar alimentos procesados es la inyección directa de vapor en grandes cubas de alimentos. En otros casos, el vapor se usa para limpiar o esterilizar superficies, herramientas y contenedores utilizados en el procesamiento y empaquetado de diversos productos. En todos los casos, se está generando y distribuyendo vapor en los sistemas de tuberías, y estos a menudo terminan en pequeños orificios o boquillas que pueden ser fácilmente incrustadas por contaminantes presentes en el vapor.

 

Los Filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor son esenciales para evitar la contaminación del producto y disminuir el tiempo de inactividad de equipos e instalaciones por la presencia de contaminantes en el vapor. Los contaminantes pueden incluir óxido, incrustaciones, suciedad y sedimentos transportados desde la fuente de agua.

Filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor

Cómo funcionan los Filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor en empresas alimentarias

Los Filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor en empresas alimentarias son usados para extraer las partículas contaminantes de los sistemas de vapor. Se trata de un filtro  que sólo retiene partículas solidas y no interviene en la química del vapor ni del condensado.

Es recomendable que el alojamiento del filtro sea fabricado en acero inoxidable austenítico, especial para procesos de alimento con buena resistencia a altas temperaturas.

Los mejores filtros disponen de elementos filtrantes en acero inoxidable sinterizado de 1,5 a 25 micras absolutas. Los elementos filtrantes utilizados en los filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor en empresas alimentarias son capaces de retener el 100% de partículas mayores que el tamaño del paso elegido. Por ejemplo, un filtro con un elemento filtrante de 1 micra tiene una eficiencia del 99,7% basado en partículas de 0,2 micras. Hay que tener en cuenta que al seleccionar un filtro con un tamaño de paso menor que el requerido, puede resultar en una vida más reducida del elemento filtrante y una caída de presión mayor.

Los elementos filtrantes pueden ser limpiados por inmersión en ácido hidroclórico diluido, baño de ultrasonidos, agua limpia o aire, dependiendo del tipo de contaminación presente. No obstante, una vez que la caída de presión a través del filtro (incluso después de la limpieza), alcanza 0,7 bar, el elemento filtrante debe ser sustituido. La vida útil del elemento filtrante depende únicamente del grado de contaminación de partículas sólidas, es recomendable disponer de un conjunto filtrante de recambio siempre en stock.

Si se usa ácido clorhídrico, debería ser una solución del 1-2% a temperatura ambiente (no superior a 40°C) y por lo general tardará entre 30 min y 120 min dependiendo de la cantidad de suciedad. Para facilitar la limpieza se puede pasar suavemente un cepillo. Si al poco después de volver a instalar en el filtro la caída de presión alcanza 0,7 a 1 bar, entonces se deberá sustituir completamente el elemento filtrante.

Al seleccionar un Filtro de Alta eficiencia para sistemas de vapor tenga presente aquellos puntos donde la carga contaminante  es alta como en el caso donde hay tuberías muy corroídas, estos filtros representan una solución ideal por su diseño y capacidad pues seguirán filtrando de manera absoluta sin incrementar de manera abrupta el diferencial de presión. Contacte ahora con un técnico de Spirax Sarco quién le ayudará a elegir el filtro adecuado para altas eficiencias de filtración y bajas caídas de presión sin sacrificar la capacidad de retención ni el tiempo de vida del filtro.

Si estuviera interesado en conocer más sobre la calidad del vapor en el proceso industrial de producción de alimentos le invitamos a suscribirse al Newsletter de Vapor para la Industria, donde encontrará información actualizada para ingenieros responsables de plantas e instalaciones de vapor que requieran vapor de alta calidad.

Filtros de Alta eficiencia para sistemas de vapor

es Español
X