¿Cómo mejorar la gestión de la eficiencia energética en activos industriales?

Promover la gestión de la eficiencia energética en activos industriales es dar la oportunidad a las organizaciones de estructurar, documentar e integrar todo el proceso en acciones sistematizadas para guiar y coordinar la toma decisiones acertadas en pro de conseguir los objetivos trazados como es el caso de mejorar la eficiencia energética en sistemas de vapor.

Durante años se ha practicado la gestión de activos empresariales, sin embargo, hoy en día, los exitosos confían más en la tecnología y en la gestión más inteligente de los activos, como un requisito para mantenerse competitivos en una economía incierta, una competencia global creciente, presiones regulatorias adicionales y una infraestructura que envejece.

Y es que debemos tener claro que el objetivo principal de gestionar los activos empresariales es maximizar la disponibilidad, la confiabilidad y el rendimiento de los sistemas, al mismo tiempo que se minimiza el costo total de propiedad de cada activo en la empresa. Su auge ha tenido que incorporar un nuevo factor como es la sostenibilidad centrada en la eficiencia energética.

A medida que los crecientes costes de la energía continúan ocupando una mayor parte del presupuesto de operación y mantenimiento, los ejecutivos corporativos deben enfocarse en dos premisas fundamentales:

  1. El desafío de administrar el uso de la energía.
  2. Asumir el reto de reducir las emisiones de carbono y otros agentes contaminantes.

Basadas en ellas, las compañías de software están tomando medidas para proporcionar herramientas avanzadas en el monitoreo del consumo de energía a nivel de activos, respaldando las decisiones de mantenimiento, reemplazo y control de procesos. Este artículo se centra en demostrar la utilidad de implementar la gestión de la eficiencia energética en activos industriales.

El resultado de esta acción sería:

  • Eliminación de desechos para una mejor eficiencia operativa.
  • Reducción de costes de energía.
  • Mejor cumplimiento normativo de menores emisiones de carbono.

Para nadie es un secreto que los costes de la energía aumentan con los años y su disponibilidad se ha vuelto una incertidumbre. Por supuesto, esos hechos cambian el panorama de los negocios a futuro, ya que las compañías que usan plantas, instalaciones y equipos considerables tienen la experiencia de ver caer sus ganancias.

De hecho, los costes de energía están consumiendo hasta el 80% o más del presupuesto de operación y mantenimiento no laboral de una empresa comercial o industrial típica. Aunado a ello, está el impacto ambiental del consumo de energía, que produce emisiones de gases por efecto invernadero.

Un enfoque ágil y de mejores prácticas para la gestión de activos denominado sostenibilidad global de activos proporciona una definición clara y completa de eficiencia. Incluye si un activo está consumiendo más energía de lo normal, que a menudo ha sido invisible y eso permite a las empresas monitorear y administrar continuamente el consumo energético de sus sistemas y por ende hay mejores resultados financieros en toda la empresa.

  Se hace necesario aclarar que no todas las empresas conocen exactamente cuál es el consumo de energía por cada uno de sus equipos y qué tan bien funcionan. Implementando softwares MES (Manufacturing Execution Systems) de este tipo se registran la existencia de cada pieza del equipo con sus estadísticas vitales para proporcionar datos de referencia en tiempo real, lo que llevará a tomar decisiones oportunas.

 

¿Cómo realizar la gestión de la eficiencia energética en activos industriales?

La mayoría de las empresas dependen en gran medida de activos que consumen energía, como los equipos motorizados, sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), enfriadores y calderas, materiales, equipos de manejo y producción para lograr y mantener el éxito financiero.

En tal sentido, han evaluado cuatro factores dentro de sus objetivos para maximizar el tiempo de actividad y garantizar disponibilidad, rendimiento cumpliendo con las especificaciones, producción de cada activo a niveles de alta calidad y gestión de la eficiencia energética en activos industriales.

Esta son las mejores prácticas para gestionar la eficiencia energética en los activos:

  • Realizar una auditoría energética de toda la instalación para conocer el estado actual de los activos y esto es posible implementando soluciones para la planificación de procesos industriales.
  • Agilizar el proceso de mantenimiento para extender el ciclo de vida de los activos y mejorar la productividad. Esto permitirá maximizar la efectividad del mantenimiento.
  • Evitar el inventario mediante el uso de herramientas para monitorear y controlar los niveles de inventario.
  • Automatizar las compras y gestión de inventario.

Esta manera de realizar la gestión de activos en una organización no solo mide el rendimiento de los activos individuales, sino que también permite obtener una perspectiva global y empresarial, vista de todas las alternativas energéticas para reducir costes, asegurando el mejor desempeño operacional, financiero y ambiental posible.

Finalmente, los sistemas de gestión de activos facilitan la mejora continua de la energía en las industrias, reducen el coste de mantenimiento, la emisión de carbono y el riesgo de fallas de activos, traduciéndose en ventajas competitivas para las organizaciones, porque las referencias y datos son recopilados en tiempo real.

Si estás intentando incorporar gestión de la eficiencia energética en activos industriales en tu empresa, revisa el programa para reducir los costes del vapor en la planta y suscríbete al Newsletter de Vapor para La Industria, con el cual recibirás información de gestión eficiente de los sistemas de vapor.

Eficiencia energética en activos industriales

By |2018-11-16T10:48:58+00:00noviembre 7th, 2018|Ahorro en Combustible, Costes Sistemas de Vapor|
es Español
X